La Necesidad de Mejorar El Acceso a la Educación en Colombia

El primer gran logro de un joven colombiano es terminar con éxito su ciclo de básica secundaria y graduarse. ¡Bravo!, aplaude la familia con la incógnita en silencio sobre lo que pasará con ese joven, casi siempre menor de 18 años, de ahí en adelante. Una pregunta que tiene una respuesta lógica: Prepararse académicamente e ingresar al mundo laboral. Ahora, la segunda inquietud es: ¿cómo lo hará?


Colombia ha tenido dos planes decenales de educación. El último ciclo terminó en 2016 y ahora el Ministerio de Educación tiene la enorme responsabilidad de generar mejores oportunidades durante los próximos 10 años bajo el concepto “el camino hacia la calidad y la equidad”. Los retos son de proporciones exorbitantes, no solo porque estamos rezagados en el apoyo a la ciencia, sino también porque la tecnología es un jugador determinante en los procesos educativos.

Ya comenzó una nueva temporada escolar y con ella, las cuentas de millones de padres de familia para cumplir con las listas de útiles que en algunos casos son un verdadero dolor de cabeza, no solo por los costos sino porque de verdad, hay serios indicios de útiles inútiles, en algunas de ellas. Un asunto que es un despropósito en un país que aún debe trabajar en romper las brechas para el acceso a la educación básica y superior.

Nuestro país necesita avanzar en la creación de políticas públicas que faciliten el acceso a este ciclo formativo. Se debe fortalecer la oferta de carreras técnicas, tecnológicas y profesionales más pertinentes a las necesidades que tiene Colombia y que sean fundamentales para fomentar su desarrollo.

Es imperioso fortalecer la actual Ley del Primer Empleo para ampliar las oportunidades de los jóvenes y promover el acceso a las TIC para reducir la brecha tecnológica en el territorio y garantizar el derecho a la educación.

Con estos cambios mencionados, seguramente la incógnita sobre el futuro de los bachilleres en nuestro país no será preocupante. Será más bien un camino más despejado para acceder a mejores oportunidades académicas y laborales.

Código de Ética y Conducta | Términos y Condiciones

Pin It on Pinterest

Share This